PAZ Y BIEN

PARROQUIA INMACULADA CONCEPCIÓN


San José

(100 años de la Gruta de Ntra. Sra. de Lourdes)

19- III- 2012

 

            En el marco de las fiestas patronales de la capilla de San José, celebramos los cien años de la bendición de la gruta de Ntra. Sra. de Lourdes, bendecida por Mons. Nepomuceno Terrero y que está en la memoria colectiva de los vecinos no sólo del barrio sino de todo Monte Grande.

 

            San José, en esta cultura vedetista de cámaras, micrófonos, se nos manifiesta como modelo del cristiano que debe vivir su fe en lo cotidiano.

 

            Su misión no tenía, a los ojos humanos, nada de extraordinario, ya que junto a María no debían presentar al mundo a su Hijo. Su vocación era acoger al Verbo de Dios, Luz increada, y velar su brillo durante un tiempo; no defraudaron su misión.

 

            José comprometió todas sus energías físicas, afectivas, espirituales, en una aventura aparentemente insensata. Aceptando que el Mesías naciera en su hogar, comprometía su tranquilidad y todo su futuro.

 

            José vivió su misión día tras día en medio de la monotonía del deber cotidiano, aceptando todas las renuncias que se derivaban de su situación incómoda. Su mérito consistió en haber puesto su confianza en el Señor en una existencia que, vista humanamente, no tenía horizonte ni interés.

 

             José y María nos enseñan cómo se vive, en lo cotidiano junto a sus vecinos, añadiéndole una actividad interior intensa. Supieron vivir el horizonte de lo cotidiano con la grandeza del hombre fiel a su Señor, aceptando el horizonte que Dios le ofrecía; superando los tonos grises de lo cotidiano, vivieron lo ordinario como extraordinario.

 

            Como dijimos, celebramos también los 100 años de la bendición de esta gruta.

 

            María es la mujer de la avanzada evangelizadora.

 

            Con María en la Anunciación, comienza la vida terrena de Jesús y con María en Pentecostés, se iniciaron los primeros pasos de  la Iglesia. Por eso podemos afirmar con Benedicto XVI que “sin María no hay Iglesia” (14.III.12). Ella es llamada Estrella de la nueva evangelización, estuvo y está con nosotros en este desafío.

 

            María prepara el camino para que descubramos, conozcamos y sigamos a Jesús.

 

            En nuestra zona, la Virgen estuvo presente bajo la advocación de Ntra. Sra. de los Remedios, desde el siglo XVIII, en la Capilla de la Estancia del mismo nombre, en la cercanía de la central atómica. Luego con la creación de la parroquia de la Inmaculada Concepción al comenzar el siglo XX y a los pocos años con la construcción y bendición de esta gruta de Ntra. Sra. de Lourdes, construida por la familia Santamarina. ¡Sin María no hay Iglesia!

 

            Hermanos, encomendemos nuestra vida y trabajos cotidianos a San José, que podamos vivirlos con alegría y grandeza de corazón.

 

            Que Ntra. Sra. de Lourdes, proteja a este barrio y consuele a los enfermos.

 

 

¡Nuestra Señora de Lourdes!

 

¡San José!

 

 

Amén.

G. in D.



Sofía Terrero de Santamarina 551 – Monte Grande (B1842CCC) – Buenos Aires – Argentina

TE: 54 11 4290-0527

www.inmaculadamg.org.ar – e-mail: mensajes.inmaculadamg@gmail.com